El Cuchitril (La Cabañita)
--by Daysounds


La felicidad que
Ansiosamente se busca
Raramente se halla,
Y pocas veces hace feliz
Cuando se encuentra.

El recibir con agradecimiento
Lo que Dios nos da,
Lo que a diario se ve,
Lo que se tiene,
Es una introduccion a la felicidad.

La mirada hacia el horizonte,
Apaciguada, tranquila,
O
Entusiasmada, risueña,
Danzarina, Cantante,
De ojos brillantes,

Si no esta medida por la razón,
Y una buena conciencia,
Pronto lleva hacia el abismo,
El abismo de la desesperación,
La depresión, y la tristeza.

Montes, valles, ríos, secadales
Hacen un paisaje agradable.
No hagamos patinar las ruedas
En el mismo cenagal mil veces;
Pues, en lugar de salir,
Nos hundiremos con creces.

¿Qué no es lodo, es nieve?
Si cada vez te hundes más,
¿Qué importancia tiene?

Usa cadenas, madera, algo consistente;
Y si todo falla, busca ayuda,
Ayuda de otro vehículo más fuerte,
Que no se encuentre atorado;
Ni en el intento se hunda,
Ni te hunda
Más profundamente.

Un cable grueso, una cuerda gorda,
Pueden servir de arrastre.

El ser humano respeta al orgulloso,
Al altanero admira y recompensa.
No se da cuenta,
Que ni en el orgullo está la sabiduría,
Ni en el egoísmo la inteligencia,
Sino la muerte.

Brinca las cercas ajenas,
Haz sobre el fango rodar tus ruedas,
Busca ayuda del enfangado,
Haz a todos conocer tu fuerza;
Pero, al final, has de saber
Que vas a acabar solo,
Atrapado, insultado, exhausto.

Y, entonces, quien te salvará, oh fatuo?
¿No será mejor que antes de hablar pienses?
¿Y qué antes de actuar, medites?
Buscando el beneficio de tu prójimo,
Y no tan sólo el tuyo propio?


Home


copyright 2005-06 Daysounds.net
For Christian living, please, visit: daysounds.org
Daysounds: USA Federal Government Service Mark Registered December 24, 2002
send mail